11 jun. 2013

Avalanch - Alborada



Una obra magistral donde guitarra y voz son una, que te envuelve, que te eriza,  un tema que te lleva a emociones intensas, donde comprendes que esa composición sólo es proveniente de un corazón que aprendió a amar por primera vez con aquella inocencia de niño, pero que como en todo cuento hay un final, ahora debe soltar y no regresar...Dejar que sea feliz aunque eso traiga conflictos, pese a todo lo que aprendió, pese a todo lo que ese amor le hizo vibrar, es preciso seguir engañando al mundo que ya pasó, que no va más, es preciso sentir en su corazón ese sacrificio para olvidar su sonrisa, su voz, por todo aquello que considero suyo, para ver volar a su amor, aunque por dentro lo que sienta nunca muera y conserve la esperanza de compartir en esta u otra vida. 

Porque las lágrimas no atan, porque sus llamados sólo son gritos al vacío,  porque sus sentimientos sólo los guardará en aquel lugar donde alguna vez se atrevió a vivir su sueño. 

Sólo un corazón que ama de verdad pese a todo dolor, puede recomenzar y luchar.

Satashye






Quizá esta vez 
Logres comprender 
La razón por la que hice esta canción 
Hoy tengo que cantarla. 
Este humilde corazón 
No te olvido 
Y aun piensa en ti 
Me habla sin cesar 
Me cuenta todo aquello 
Que me hizo sentir tu amor 
Y te echa de menos 
Escúchalo 
Me habla muy adentro 
Siente como yo lo siento 
Quiero ascender 
Al cielo de tus besos 
Al reino de tu amor 
Hoy sé que volveremos 
Seremos de nuevo tu y yo... 

Rompí una vez 
Tu armazón de hielo 
Y mi voz 
Llegó a tu corazón 
Le habló en forma de un beso 
Mi alma se cegó 
Con tu dulce fuego 
Con tu calor 
Luego todo terminó 
Tan solo sus cenizas 
Me recuerdan quien soy 
Soy solo un soñador 
El bufón 
De todas tus sonrisas 
El morador de tu vida 
Que por tu amor 
Mi alma es lo que doy 
En forma de canción 
No ves que aún estoy solo 
No ves que aún te quiero...





No hay comentarios: